Suscríbase a nuestro boletín de noticias

Nuestras mejores noticias, una vez al mes. Garantizamos que no hay spam y que está lleno de buenos consejos.

Gracias. Hemos recibido su envío.
¡Uy! Algo salió mal al enviar el formulario.
7 de agosto de 2023

¿Cómo afecta la salud bucodental a la salud general?

¿Y si la salud bucodental fuera el reflejo perfecto de la salud general de un paciente? Como cirujano dental, usted tiene un asiento en primera fila para recibir información sobre la salud general de sus pacientes. Por un lado, una buena salud dental es un indicador clave de la salud general de un paciente, por lo que debes cuidarlo lo mejor posible. Por otro, tu papel preventivo es clave para reducir el riesgo de desarrollar otras patologías correlacionadas, como diabetes, cáncer o cardiopatías. 

Salud bucodental y salud general

Cuidar la boca y los dientes significa reducir el riesgo de desarrollar otras patologías correlacionadas, como diabetes, cáncer o cardiopatías, y de deteriorar el estado general de salud. 

Salud bucodental y cardiopatías: 

Los estudios han establecido una relación entre la enfermedad periodontal y un mayor riesgo de desarrollar diversas afecciones cardiovasculares, como cardiopatías coronarias, infartos de miocardio y accidentes cerebrovasculares. 

La inflamación es un factor común de las enfermedades periodontales y cardiovasculares. La inflamación crónica de la cavidad bucal puede dar lugar a la liberación de mediadores inflamatorios, que pueden pasar al torrente sanguíneo y promover la inflamación en todo el organismo. Esta inflamación sistémica puede contribuir al desarrollo de la aterosclerosis, uno de los principales factores de riesgo de las enfermedades cardiovasculares.

Las infecciones bacterianas, como la enfermedad de las encías, también pueden permitir la entrada de bacterias en el torrente sanguíneo. Ciertas bacterias orales pueden ser arrastradas a los pulmones y causar una infección respiratoria o bronquitis crónica. Las bacterias de los dientes también pueden migrar al corazón y al hígado a través del torrente sanguíneo, aumentando el riesgo de enfermedades cardiovasculares como la endocarditis infecciosa. Se han encontrado bacterias como el Streptococcus mutans en las placas ateroscleróticas de las arterias. Estas bacterias pueden contribuir directamente al desarrollo de la formación de placas y a los posteriores episodios cardiovasculares.

La disfunción del endotelio, el revestimiento interno de los vasos sanguíneos, es un marcador precoz de enfermedad cardiovascular. Los estudios sugieren que las infecciones orales y la inflamación asociada pueden alterar la función endotelial, aumentando así el riesgo de eventos cardiovasculares.

Salud bucodental y diabetes: 

La enfermedad periodontal se ha asociado con un mayor riesgo de desarrollar diabetes de tipo 2. La inflamación asociada a la enfermedad periodontal puede afectar a la capacidad del organismo para controlar los niveles de azúcar en sangre, contribuyendo potencialmente al desarrollo de resistencia a la insulina y diabetes. Una mala salud bucodental, incluida la enfermedad de las encías, puede dificultar que las personas con diabetes alcancen y mantengan un buen control de la glucemia. La inflamación y la infección de la cavidad bucal pueden contribuir a la resistencia a la insulina y al deterioro del metabolismo de la glucosa, dificultando el control eficaz de la glucemia.

Por el contrario, las personas con diabetes son más propensas a desarrollar enfermedades de las encías. La diabetes puede alterar los mecanismos de defensa naturales del organismo contra las infecciones, facilitando que las bacterias infecten las encías. Los niveles elevados de azúcar en sangre también pueden crear un entorno favorable para el crecimiento bacteriano, aumentando el riesgo de enfermedad de las encías.

De hecho, hoy en día podemos establecer un vínculo entre la salud bucodental y las cardiopatías o la diabetes, aunque correlación no implica necesariamente causalidad. No obstante, mantener una buena higiene bucal y acudir al dentista con regularidad son esenciales para la salud en general, incluida la cardiovascular.

Salud mental y salud bucodental: 

Descuidar la higiene bucal, evitar los cuidados dentales y adoptar comportamientos nocivos como fumar o abusar de sustancias pueden ser signos de problemas de salud mental subyacentes como depresión, ansiedad o adicción. 

El bruxismo puede ser un signo de ansiedad elevada y puede provocar problemas dentales como desgaste de los dientes, fracturas y trastornos de la articulación temporomandibular (ATM). 

Los trastornos alimentarios como la anorexia nerviosa o la bulimia pueden tener graves consecuencias para la salud bucodental. Los frecuentes vómitos asociados a la bulimia exponen los dientes a los ácidos del estómago, lo que provoca la erosión del esmalte y un mayor riesgo de caries. La desnutrición derivada de los trastornos alimentarios también puede afectar a la salud de las encías y a la salud bucodental en general.

Se ha demostrado que una buena higiene bucal tiene efectos positivos sobre la salud mental. Las investigaciones han demostrado que las personas con dientes y encías sanos tienen menos probabilidades de sufrir depresión o ansiedad que las que tienen una higiene bucal deficiente. Además, cuidarse los dientes y las encías suele considerarse un signo de autocuidado que puede ayudar a aumentar la autoestima y reducir los sentimientos de estrés o impotencia. 

Allisone ¡al servicio del médico y de su paciente

En el mundo actual, ultraconectado y postcovida, los pacientes invierten en su salud y utilizan los recursos disponibles en internet para informarse. Esto también significa que se están poniendo en una posición en la que, gracias a la información de que disponen, es mucho más probable que cuestionen lo que sus profesionales sanitarios pueden aconsejarles. 

La atención odontológica es muy a menudo difícil de entender para los pacientes, sobre todo cuando las patologías incipientes no causan dolor ni síntomas. 

Con Allisone, el objetivo es proporcionar a los pacientes un conjunto de herramientas visuales y accesibles para que puedan comprender lo que se les explica y tomar las decisiones adecuadas para su salud bucodental con el fin de prevenir las distintas patologías y su repercusión en la salud general. 

Con Allisone, los facultativos disponen por primera vez de una herramienta de comunicación que les permite a ellos y a sus pacientes visualizar juntos los elementos presentes en la radiografía y las propuestas de tratamiento. Esta pantalla interactiva fácil de usar, mediante una tableta, muestra la radiografía en color y un banco de imágenes para explicar los posibles tratamientos, en menos de 2 segundos. Los médicos también pueden entregar a sus pacientes un informe de consulta que incluye la radiografía y su informe, el plan de tratamiento recomendado por el médico y fichas pedagógicas para que dispongan de la información adecuada. 

En la actualidad, Allisone apoya y facilita el trabajo diario de los profesionales de la odontología, proporcionándoles las herramientas que necesitan para concienciar, a su propio nivel, de la importancia de cuidar los dientes y democratizar el acceso a la atención odontológica. 

  • Según la OMS, el 25% de los europeos mayores de 65 años son parcial o totalmente desdentados.
  • Según la OMS, entre el 10% y el 15% de los adultos de todo el mundo padecen periodontitis grave.

Recibe las últimas noticias de Allisone en su buzón

Nuestras mejores noticias, una vez al mes.
Garantizamos que no hay spam y que está lleno de buenos consejos.

Allisonecomo responsable del tratamiento, trata los datos personales recogidos en este formulario con el fin de atender su solicitud. Para más información, consulte nuestra política de privacidad
Gracias. Hemos recibido su envío.
¡Uy! Algo salió mal al enviar el formulario.

¿Aún no eres usuario de Allisone?

Descubre lo que Allisone puede hacer

DESCUBRE ALLISONE