Suscríbase a nuestro boletín de noticias

Nuestras mejores noticias, una vez al mes. Garantizamos que no hay spam y que está lleno de buenos consejos.

Gracias. Hemos recibido su envío.
¡Uy! Algo salió mal al enviar el formulario.
23 de agosto de 2023

La comunicación en odontología: un elemento esencial de la atención odontológica de calidad

El 25% de los pacientes dentales dicen no estar satisfechos con su última consulta. En la gran mayoría de los casos, esta insatisfacción se debe a una mala "experiencia del paciente". De hecho, la comunicación desempeña un papel fundamental en todos los ámbitos de la medicina, y la odontología no es una excepción. Como profesionales sanitarios, debemos ser capaces de comunicarnos de forma clara y eficaz con nuestros pacientes para garantizar una buena experiencia y ofrecer una atención de calidad. En este artículo exploraremos las cuestiones que rodean a la comunicación en odontología, los retos y los métodos que pueden ponerse en práctica para utilizar una buena comunicación como baza en el servicio asistencial.

La importancia de la comunicación en odontología

Para ofrecer la mejor atención a sus pacientes, es esencial establecer una relación de confianza con ellos. La clave para ello es saber escuchar y una excelente comunicación. Los pacientes deben sentirse cómodos compartiendo sus preocupaciones, su historial médico y sus síntomas. Este espacio de intercambio es vital, ya que te dará una imagen completa de su salud bucodental y te permitirá ofrecerles una atención adecuada.

Los pacientes necesitan sentirse escuchados y comprendidos cuando comparten sus preocupaciones. Como profesional sanitario, debe mostrar empatía y atención, dedicar tiempo a escuchar activamente y responder a todas sus preguntas de forma clara y comprensible. Los pacientes no solo necesitan entender, sino también sentir que les dedicas el tiempo que necesitan durante la consulta. Es importante entender que, desde el punto de vista del profesional, tenemos una imagen completa de nuestro día en la consulta, el número de pacientes que veremos, los procedimientos que realizaremos y su naturaleza técnica, mientras que el paciente recordará principalmente los pocos minutos que pases hablando con él. A menudo son sólo estos pocos minutos los que les permitirán tener una impresión positiva o negativa de la consulta. En general, para los profesionales sanitarios, dedicar tiempo a escuchar atentamente a sus pacientes y darles respuestas claras, directas y explicadas favorece la comprensión mutua y refuerza la relación de confianza entre profesional y paciente. 

*Según nuestro estudio, el 42% de los pacientes dentales considera que su profesional les da pocas explicaciones o ninguna. 

La relación de confianza entre el dentista y el paciente no se limita a la comunicación. También implica crear un ambiente acogedor y tranquilizador en la consulta dental. Los pacientes necesitan sentirse cómodos y seguros cuando acuden a una consulta: eso significa un personal cálido y atento, un ambiente agradable y una limpieza impecable en su consulta. Cuando se establece una relación de confianza, la colaboración entre dentista y paciente es fructífera. Los pacientes estarán más dispuestos a seguir sus recomendaciones, cuidar su salud bucodental y volver para su visita anual. También es posible que se sientan más seguros a la hora de hablar de sus preocupaciones y necesidades específicas, lo que le permitirá ofrecer soluciones aún más personalizadas y adaptadas.

Enseñar a pacientes dentales

La educación del paciente es un aspecto esencial de la profesión dental, y uno de los factores más importantes para una buena comunicación con el paciente. Como usted sabe, la salud bucodental es un buen indicador de la salud general, y usted tiene un asiento en primera fila para informar sobre ella. Por lo tanto, tiene un papel educativo crucial a la hora de explicar las buenas prácticas de higiene, fomentar las medidas preventivas y explicar el origen de los distintos problemas que pueda comunicar.

Como ya se ha dicho, durante las consultas debes utilizar términos sencillos y evitar la jerga médica compleja para asegurarte de que los pacientes entienden la información que les comunicas. Puede ilustrar sus explicaciones con diagramas, modelos o incluso vídeos para que los conceptos sean más concretos y fáciles de asimilar. Hoy en día, las herramientas digitales son una excelente forma de captar la atención de los pacientes y utilizar un formato al que están acostumbrados a referirse en otros aspectos de su vida cotidiana. Nuestro último estudio reveló que el 70% de los pacientes pensaba que un código de colores para resaltar las características de la radiografía podría haberles ayudado a identificar patologías más fácilmente.

También puede aprovechar el examen clínico para mostrar a los pacientes las zonas problemáticas de su boca, explicarles los factores que contribuyen a los problemas dentales y las posibles consecuencias de no prestarles los cuidados adecuados. Explicando visualmente los efectos de la caries, la pérdida ósea u otras afecciones bucales, puedes concienciar a los pacientes de la importancia de una buena higiene y de las repercusiones de no tratarlas.

Como parte de una buena práctica de higiene bucodental, puedes explicar la técnica de cepillado, el uso del hilo dental, la importancia de una dieta equilibrada y otras medidas preventivas específicas. También puedes recomendar productos dentales adaptados a las necesidades individuales de los pacientes, como cepillos de dientes especiales, colutorios o cepillos interdentales.

Según nuestro estudio, el 58% de los encuestados habrían deseado imágenes o ilustraciones de sus patologías o tratamientos. Esta estadística es la prueba de que la comunicación en odontología no se limita a la consulta. Los dentistas también pueden proporcionar recursos físicos o digitales, como folletos, prospectos, artículos de blog u hojas educativas, para ayudar a los pacientes a profundizar en su comprensión de los problemas dentales y los cuidados adecuados. Según nuestro estudio, al 46 % de los pacientes también les habría gustado disponer de hojas informativas sencillas sobre diagnóstico y tratamiento.

Al educar a los pacientes, usted les da los conocimientos que necesitan para cuidar de su salud bucodental. De este modo, los pacientes están mejor preparados para tomar decisiones informadas sobre su tratamiento y sus hábitos de cuidado dental. A corto plazo, esto contribuye a una mejor colaboración entre usted y su paciente, lo que conduce a mejores resultados del tratamiento y, a largo plazo, a una mejor salud bucodental y general.

Los retos de la comunicación en odontología

Combatir la ansiedad del paciente 

La visita al dentista no siempre es una experiencia agradable para los pacientes, y puede provocar reticencias o ansiedad. Esta ansiedad puede crear una barrera inicial a la comunicación. Por eso hay que tenerlo en cuenta e intentar comprender las necesidades emocionales de los pacientes. La clave es ponerse en su lugar: ¿cuáles son sus sentimientos? ¿Por qué no confían en ti? ¿Han tenido experiencias traumáticas en el pasado? La escucha empática es una habilidad esencial que hay que desarrollar como profesional sanitario. Debes estar atento a las preocupaciones y emociones de tus pacientes, dándoles la oportunidad de expresarse libremente. Hazles saber que comprendes sus miedos y preocupaciones. Al establecer un clima de confianza y respeto, ayudas a calmar sus ansiedades y creas un entorno propicio para una comunicación más abierta y honesta. El último factor determinante es el tiempo. Tomarse el tiempo necesario es importante para tratar la ansiedad del paciente. En algunos casos, sus pacientes pueden necesitar más tiempo para expresarse o hacer preguntas. Por lo tanto, hay que ser paciente y respetar el ritmo de cada uno, evitando meterles prisa o hacer que se sientan juzgados. Es con esta atención individualizada como podrá ayudar a sus pacientes a reducir su ansiedad al tiempo que construye una sólida base de confianza. También puede utilizar técnicas de relajación como la respiración profunda, la relajación muscular y otras técnicas de gestión del estrés para ayudar a los pacientes a relajarse.

La ansiedad en medicina suele tratarse y resolverse identificando la causa del "estrés". Explicar los cuidados que se van a dispensar y mostrar visualmente a los pacientes lo que se va a hacer y en qué momento sigue siendo la mejor forma de combatir la ansiedad.

La barrera de la terminología médica

En Francia, el 56% de los pacientes no aceptan el tratamiento porque no comprenden la importancia de buscar tratamiento a corto plazo. La barrera de la terminología médica puede ser un reto para la comunicación en odontología, sobre todo porque nuestra sociedad está educada para pensar que el dolor es el punto de partida de una consulta. Sin embargo, en odontología puede haber elementos que deban tratarse sin que el paciente vea, sienta o presente ningún síntoma.

Aunque nuestra profesión es muy técnica, al comunicarse con sus pacientes debe evitar a toda costa el uso excesivo de términos médicos complejos. En su lugar, utilice términos sencillos y accesibles para explicar los posibles problemas y tratamientos dentales. Por ejemplo, en lugar de utilizar términos como "gingivitis" o "periodontitis", explique simplemente que se trata de problemas de las encías que pueden provocar sangrado, recesión o inflamación. También puede utilizar analogías o metáforas para concretar las explicaciones. Esto ayudará a tus pacientes porque, en la mayoría de los casos, salen de la consulta sin haber entendido su problema o, peor aún, habiendo entendido otra cosa... el 36% de los pacientes afirma no haber entendido bien el tratamiento propuesto en su última consulta. Si realmente quiere comunicarse eficazmente con sus pacientes, la visualización es una de las estrategias más eficaces para superar esta barrera. Puede utilizar modelos anatómicos, diagramas o incluso radiografías para mostrar visualmente a los pacientes sus problemas bucales y las distintas opciones de tratamiento. 

Según nuestro último estudio, al 49% de los pacientes les hubiera gustado que su profesional dispusiera de un programa informático que pudiera apoyar sus explicaciones. Todos estamos familiarizados con las interfaces digitales, y ésta ofrece una herramienta tangible para alimentar el intercambio. La tecnología tiene, pues, un papel que desempeñar en esta transmisión de información. Se han desarrollado muchas aplicaciones informáticas para simplificar la comunicación entre el paciente y el profesional. Allisone es una aplicación informática basada en la inteligencia artificial que le permite explicar las radiografías dentales a sus pacientes de forma visual, entretenida y didáctica, facilitando su comprensión y haciéndoles más partícipes de su salud bucodental. Como ocurre con todos los temas que no dominamos, un sistema de apoyo permitirá a tu paciente centrarse en puntos concretos y hacer preguntas específicas sobre puntos que quizá no haya entendido del todo. No olvide animar a sus pacientes a hacer preguntas si es necesario aclarar ciertos puntos. Esto ayudará a crear un entorno en el que los pacientes se sientan cómodos pidiendo aclaraciones sobre términos o conceptos con los que no están familiarizados. 

Falta de tiempo 

El último punto que puede entorpecer la experiencia y la buena comunicación entre usted y sus pacientes es la falta de tiempo... Como ya se ha mencionado, sus pacientes necesitan tiempo para hacer preguntas, expresar sus preocupaciones y comprender la información que se les facilita. También necesitan sentir que usted se toma el tiempo necesario y que tiene en cuenta a cada paciente de forma individual. 

Si dedica el tiempo y la atención adecuados a cada paciente, podrá establecer una comunicación eficaz y garantizar la comprensión mutua. Piense también en su organización y planifique citas lo suficientemente largas para cada paciente. Así dispondrá del tiempo necesario para escuchar activamente las preocupaciones del paciente y responder con información clara y detallada. Por último, también puedes aprovechar diversas herramientas para optimizar el tiempo que pasas con los pacientes: ayudas visuales como diagramas o modelos para explicar los problemas bucodentales. En la fase posterior a la consulta, también puedes proporcionar recursos escritos o en línea, como folletos informativos o enlaces a sitios web, para que los pacientes puedan aprender más por su cuenta. También en este caso pueden ser útiles herramientas visuales como Allisone , ya que a veces las imágenes ayudan a transmitir la información más fácilmente. Allisone también puede utilizarse para crear planes de tratamiento y folletos educativos con unos pocos clics, lo que facilita mucho el proceso de atención al paciente. 

Prestar una atención especial y tomarse el tiempo necesario puede parecer una pérdida de tiempo considerable. En cambio, el tiempo dedicado durante la primera consulta a hablar con los pacientes y comprenderlos aumentará drásticamente la tasa de adherencia a sus planes de tratamiento. Evidentemente, esto supone una ventaja económica para su consulta, que recibirá más pacientes para el tratamiento y verá cómo sus pacientes vuelven con regularidad, pero sobre todo le permitirá hacer su trabajo: prestar asistencia. 

¿Cómo mejorar la comunicación en odontología?

Desarrollar las capacidades de comunicación

He aquí algunas habilidades clave que pueden ayudarle a comunicarse con mayor eficacia:

Escucha activa: La escucha activa es una habilidad esencial para una buena comunicación. Hay que saber escuchar atentamente a los pacientes, prestándoles toda la atención e interesándose por lo que dicen. Esto implica centrarse en las palabras, emociones y preocupaciones expresadas por el paciente, evitando interrupciones y distracciones. La escucha activa también permite detectar cosas que no se están diciendo. 

Reformular: la reformulación consiste en repetir o resumir la información facilitada por el paciente para asegurarse de que usted la ha entendido correctamente. Esto ayuda a aclarar puntos importantes, comprobar la comprensión mutua y mostrar al paciente que se le escucha y comprende.

Desarrollar la empatía: La empatía es la capacidad de ponerse en el lugar de otra persona y comprender sus emociones y experiencias. Desarrolle su sentido de la empatía mostrando sensibilidad y comprensión hacia las preocupaciones y temores de sus pacientes.

Aclarar la información: Debes ser capaz de explicar la información de forma clara y comprensible a tus pacientes, adaptándote a su nivel de comprensión del tema. Limite el uso de términos médicos complejos y mantenga las explicaciones sencillas y accesibles. No dude en utilizar ayudas visuales como diagramas, modelos o imágenes para concretar las explicaciones.

Utilizar ayudas visuales: Como ya se ha dicho, en algunos casos puede resultar difícil para los pacientes entender las explicaciones verbales. Ayudas visuales como Allisone pueden ser de ayuda:  

  • Facilitar la comprensión de sus pacientes
  • Mejore la experiencia de sus pacientes
  • Aumentar el cumplimiento de los planes de tratamiento
  • Generar confianza entre el profesional y el paciente

Fomente las preguntas y la participación activa: Anime a sus pacientes a hacer preguntas y a participar activamente en las conversaciones sobre su salud bucodental. Al crear un entorno abierto y acogedor, permite que los pacientes se sientan cómodos expresando sus preocupaciones, preguntas y necesidades. La comunicación bidireccional fortalece la relación entre usted y su paciente y favorece unos mejores resultados de la atención odontológica.

La comunicación eficaz en odontología es esencial para generar confianza, comprender las necesidades de los pacientes, educarlos y garantizar una atención dental de calidad. A pesar de los posibles retos, puede poner en práctica estrategias para mejorar esta comunicación. Siendo consciente de todo ello, podrá trabajar en sus puntos débiles. Desarrolle sus habilidades de comunicación, utilice ayudas visuales y fomente la participación activa de sus pacientes. Una comunicación eficaz contribuye a la satisfacción general de sus pacientes y aumenta las tasas de cumplimiento de los planes de tratamiento.

¿Quiere saber por qué el 25% de los pacientes dentales no están satisfechos con su última consulta? Entonces eche un vistazo a nuestro estudio, que contiene todas las cifras mencionadas anteriormente, haciendo clic aquí. 

Recibe las últimas noticias de Allisone en su buzón

Nuestras mejores noticias, una vez al mes.
Garantizamos que no hay spam y que está lleno de buenos consejos.

Allisonecomo responsable del tratamiento, trata los datos personales recogidos en este formulario con el fin de atender su solicitud. Para más información, consulte nuestra política de privacidad
Gracias. Hemos recibido su envío.
¡Uy! Algo salió mal al enviar el formulario.

¿Aún no eres usuario de Allisone?

Descubre lo que Allisone puede hacer

DESCUBRE ALLISONE