Suscríbase a nuestro boletín de noticias

Nuestras mejores noticias, una vez al mes. Garantizamos que no hay spam y que está lleno de buenos consejos.

Gracias. Hemos recibido su envío.
¡Uy! Algo salió mal al enviar el formulario.
7 de marzo de 2023

5 consejos para desestresar a sus pacientes ansiosos

Aunque el miedo al dentista está disminuyendo entre la población, casi un tercio de los pacientes sigue diciendo que siente especial ansiedad al consultar al dentista, según una encuesta realizada en 2017. Como sabemos, este miedo al dentista desanima a la gente a consultar a un dentista, lo que tiene un impacto muy negativo en la salud oral.

Para una pequeña parte de la población, que sufre una verdadera estomatofobia, será necesaria una terapia conductual. Para la mayoría de los pacientes, se trata de una simple aprensión, que puede calmarse con bastante facilidad gracias a un acondicionamiento adaptado y, sobre todo, a las palabras y gestos tranquilizadores de un profesional.

El primer paso es identificar a los pacientes que están especialmente ansiosos, ya que la mayoría de ellos no verbalizan su malestar. Los signos más comunes de estrés elevado son la sudoración, la respiración acelerada, la agitación o la apatía. Estos signos son la prueba de que un paciente necesita atención especial. Descubra nuestros 5 consejos para desestresar a sus pacientes ansiosos.


1) Una acogida humana y tranquilizadora

La experiencia de sus pacientes comienza cuando entran en su consulta. Por lo tanto, si puede, debe dar preferencia a un recepcionista. Un contacto humano (y a ser posible cálido) y una fácil orientación en la sala de espera o de tratamiento es el primer paso para una consulta más relajada.

También puede tranquilizar a sus pacientes a través de la información: si utiliza herramientas o técnicas innovadoras que mejoran la calidad de la atención, no dude en darlo a conocer a través de un expositor en la sala de espera, por ejemplo. Saber que está equipado para proporcionar la mejor atención tranquilizará a muchos pacientes.

2) Escucha empática y benevolente

Las personas que sienten ansiedad ante el dentista suelen estarlo por una mala experiencia en el pasado: dolor en la extracción de un diente, sensación de no haber recibido información suficientemente clara sobre su tratamiento, una mirada o un comentario de reproche de un profesional ante una mala higiene dental que le ha provocado una gran vergüenza, etc. Para tranquilizar a un paciente evidentemente ansioso, es importante establecer un clima de confianza desde los primeros minutos de la consulta. Pregunte al paciente sobre el origen de esta evidente tensión. Verbalizar su ansiedad es el primer paso fundamental para calmarlo. Conocer las razones de este sentimiento, a veces irracional, le permitirá adaptar su actitud, su discurso y, si es necesario, sus gestos durante la consulta.


3) Un discurso adaptado para explicar los cuidados

Como hemos visto, la falta de comprensión de los tratamientos es una de las razones más comunes que aducen los pacientes para explicar su miedo al dentista. Tanto si el tratamiento es sencillo como si requiere varias sesiones, lo ideal es explicarlo con claridad.

¿Cuánto tiempo durará cada sesión, con qué frecuencia deben tener lugar, durante cuánto tiempo se pueden experimentar molestias, cuándo se debe acudir si el dolor persiste? ¿Cuál es el origen del dolor, cómo lo erradicará el tratamiento? ¿Cuáles serían las consecuencias de no tratarlo? ¿Por qué propone un implante en lugar de un puente?

Toda la información concreta y fácilmente comprensible debe ser comunicada a su paciente: además de aliviar el estrés, una mejor comprensión de un tratamiento favorece su cumplimiento.

4) Imágenes para ilustrar su punto de vista

Una imagen vale más que mil palabras. Mostrar a su paciente una radiografía, un escáner en 3D o un modelo anatómico de una dentición humana, sin duda le ayudará a comprender mejor el origen, las consecuencias y la evolución de su problema bucal.

Las animaciones en 3D también pueden ser útiles: presentan los planes de tratamiento más complejos de forma sencilla, concreta y eficaz. Existen varias soluciones: pueden integrarse en las páginas del sitio web de su consulta o simplemente presentarse en consulta.

5) Inteligencia artificial para una atención mejor y más humana

Concertar citas por Internet, tomar impresiones dentales con una cámara 3D, cepillos de dientes inteligentes para una limpieza más eficaz: las nuevas tecnologías y la inteligencia artificial están al servicio del profesional y del paciente.

Todas las herramientas que hacen más fluidos los intercambios con sus pacientes y contribuyen a la concienciación de la importancia del cuidado bucodental son bazas para mejorar la imagen de los tratamientos.

Al simplificar su trabajo diario y mejorar el análisis de las evaluaciones, estas herramientas de inteligencia artificial también optimizan la relación con sus pacientes.

Recibe las últimas noticias de Allisone en su buzón

Nuestras mejores noticias, una vez al mes.
Garantizamos que no hay spam y que está lleno de buenos consejos.

Allisonecomo responsable del tratamiento, trata los datos personales recogidos en este formulario con el fin de atender su solicitud. Para más información, consulte nuestra política de privacidad
Gracias. Hemos recibido su envío.
¡Uy! Algo salió mal al enviar el formulario.

¿Aún no eres usuario de Allisone?

Descubre lo que Allisone puede hacer

DESCUBRE ALLISONE